1/10/09

Jugando con fuego - Los Directivos - El himno de la semana

Cuando oigo la palabra Corazonada me acuerdo inmediatamente de la de Francis Ford Coppola. El director se empeñó en hacer un musical en los 80, cuando los únicos que se hacían eran esos en los que era más importante que los protagonistas se exhibiesen ligeros de ropa (Flashdance, What a Feeling) que la música y el baile.


Coppola tampoco hizo un musical al uso: los actores no cantaban y apenas bailaban, pero había canciones, colores chillones y un argumento banal y melodramático. Corazonada hundió el recién inaugurado estudio del realizador, Zoetrope, ya que costó 26 millones de dólares y recaudó poco más de medio millón.

Hay otra Corazonada en marcha, la que tiene, supuestamente, el 85% de los madrileños, encabezados por Albertito, querido alcalde. No sé cuánto nos cuesta ésta, sólo sé que el presupuesto municipal para obras olímpicas se ha incrementado un 27%. Eso sí, el Ayuntamiento no se arruinará porque ahora es más caro recoger la basura. Gallardón dixit.

Menos mal que alguien en el pop español se atreve a criticar abiertamente esta situación. Los Directivos, en su nuevo e imprescindible EP, Sin noticias del imperio, arremeten contra el proyecto de Madrid 2016 porque les interesa sólo a los paletos. No queremos que la capital de España sea cosmopolita, una ciudad bella y civilizada: queremos que siga siendo sucia y feliz. Lástima que mañana esta canción no tenga mucho sentido. Madrid perderá, así lo vaticino. Esta corazonada es como jugar con fuego.