4/5/09

Sonic Youth - The Eternal

Ya le hemos podido dar una primera escucha a lo nuevo de Sonic Youth y hemos pensado que el que va a escribir sobre este disco soy yo (el resto no querían). Así que aquí estoy yo. Cuando se trata de Sonic Youth, me pasa como con Alberto Olmos, puesto que todo lo que hagan lo voy a poner bien (o incluso por las nubes). Por suerte, entre ellos no se conocerán jamás, pero tampoco es importante, puesto que se caerían mal.

Volviendo al disco, éste se abre con la canción que conocimos días atrás, Sacred Trickster, que se queda un poco pequeña si repasamos los comienzos de muchos de sus discos. Pero bueno, lo importante es que el disco arranca, y esa sensación de aquí falta algo, poco a poco va desapareciendo conforme escuchas más temas. Van surgiendo esas guitarras rasgadas que tantos años nos llevan ofreciendo y esta vez vuelven a sonar como hacía demasiado tiempo que no lo hacían. Uno entonces piensa: por fin han hecho un disco a la altura de sus clásicos. Aunque en realidad sabes que eso no es así, pero sí supera a sus trabajos más recientes (desde "A Thousand Leaves"), que tampoco son malos. Por supuesto pretender que este disco esté a la altura de Daydream Nation o Goo, cuando ellos tienen veinte años más, es muy complicado.

Eso sí, nos encontramos con temas muy destacables, en los que se mezclan las voces de Kim y Thurston, como 'Anti- Orgasm', en los que Lee canta tan bien como siempre ('What We Know', el que mejor canta sigue siendo el que menos canciones tiene) y en los que Sonic Youth siguen sonando a lo que siempre han sido. 'Poison Arrow', 'Malibu' 'Gas Station' o 'Leaky Lifeboat' dan fe de ello. Es pronto para ponerle nota al conjunto, sólo puedo decir que de momento me gusta y mucho, que me han dado lo que quería, un poco más que lo que venían haciendo. Han demostrado que siguen ahí, que casi treinta años en la música a un nivel alto es muy difícil.



Cuando dentro de unos días nos visiten y les vea por quinta vez, lo último en lo que voy a pensar es sí 'The Eternal' es mejor o peor que lo anterior. Las canciones nuevas las disfrutaré, a lo mejor no tanto cómo otras, puesto que en directo sabemos que tienen ese plus que sólo los grandes pueden ofrecernos, y Sonic Youth además ya son eternos.