25/10/11

Un yogur asesino llamado The Stuff

Cuando la ardilla en el arbol me reveló la existencia de una película de 1985 sobre un yogur asesino que mataba a quienes lo ingerían, me dije "esta debe de ser una de esas cintas que, de tan malas, acaban siendo buenas". Pero me equivoqué. 'The Stuff' es una de esas pelis que son malas y punto.
'The Stuff' es una mezcla entre 'La invasión de los ladrones de cuerpos' y 'El equipo A'. El problema es que el ascendente dominante es la de la serie sobre el equipo de Hannibal Smith y no la del metafórico clásico de ciencia ficción. Por eso, la historia deriva en una peripecia de acción cutre hasta el ridículo en la que el protagonista, un detective con claros signos de mongolismo (no sé si porque el actor que lo encarna es retrasado o porque lo exige el personaje), ha de salvar a la humanidad acompañado de una mujer, un niño y un negro. En aquella época no había que representar en las películas a tantas minorías como ahora. Si hiciesen un remake en la actualidad, tendrían que incluir también un asiático, un árabe, un homosexual, una madre soltera y a la presidenta de UPyD. 

El caso. La única parte del film que funciona es aquella en la que el stuff ese se convierte en una suerte de Coca-Cola láctea que todo el mundo bebe con delectación y la historia vira hacia una crítica de la sociedad de consumo y las clases medias, esa turba fácilmente manipulable tan propensa a los linchamientos. Lo mejor: esos falsos spots publicitarios ochenteros, con imágenes de gente feliz y saludable, coreografías y tonadilla pegadiza. La canción ‘The stuff’ es un hit perdido en potencia. Si alguien encuentra a los artífices de este infravalorado temazo, por favor, que avise. Pero no veáis la película si no queréis tirar a la basura hora y media de vuestra vida. Luego no digáis que no os lo advertí.