20/3/09

Esa Noche Tan Ruidosa...

El miercoles nos reunimos todos en la Sala Caracol para ver a los dos grupos que más prometen de la nueva hornada madrileña, Los Punsetes y Nudozurdo, además de a los gallegos Triangulo de Amor Bizarro. Y el resultado fue mucho "ruido" y pocas nueces, pero aún así el futuro para estas tres bandas es acojonante.


Los primeros fueron Los Punsetes, que no dieron un mal concierto. Su problema simplemente fue tocar los primeros, con el público aún colocándose para lo que iba a ver e intentando acceder a las barras de la sala, que se quedó un poco pequeña (es lo que tiene un concierto en vispera de festivo y con esos tres nombres). El grupo estuvo a la altura. Ariadna no se movió ni un milímetro en toda la actuación, como era de esperar si ya les has visto alguna vez antes, y presentaron un par de temas nuevos, que mantienen el nivel de su primer disco.


Después les tocó el turno a Nudozurdo, que sonaron bien pero no transmitieron tanto como en otras ocasiones. También hay que decir en su favor que no les vi desde muy cerca, así que no se si en la distancia corta fue más excitante de lo que a mí me pareció. Leo no estaba tan activo como en otras veces que les he visto y, por ejemplo, "El Hijo de Dios" no sonó tan atronadora como en otros conciertos. En cambio, "Negativo", para mí fue el momento álgido de la noche, pudiendo decir que fue la canción que mejor sonó de los tres conciertos. Aún así, creo que todavía les falta adaptar su concierto a superficies más grandes o a un público más amplio, puesto que en sitios más pequeños ya han demostrado todo.


Y para finalizar salieron Triangulo de Amor Bizarro, en lo que fue el mejor concierto de la noche, a pesar de la marcha de una parte importante del público tras Nudozurdo, cosa incomprensible, puesto que la gran mayoría del público conocería a alguien que ya habría visto a los gallegos en alguna otra ocasión y saben lo que son en directo: salvajes. Desgranaron su disco y tocaron algún tema nuevo, hicieron un ruido atronador y simplemente confirman que son uno de los grupos más contundentes del panorama actual. Eso sí, se nota que tienen más tablas que los dos que les precedieron y que van a seguir haciendo mucho ruido.