25/12/12

Mis Canciones Nacionales 2012

20. Anicet - Cráneo Rojo
A Anicet, cosas de la vida, le tenemos mucho cariño en este blog. Como a ese superhéroe de segunda fila cuya cara y nombre nadie se arriesgaría a llevar en una camiseta pero que, cuando aparece en la Historia, siempre despierta una sonrisa y la sensación del reencuentro con un viejo conocido. Mientras nosotros nos dedicábamos a todo menos a esto, él y su banda se han conseguido colar en portadas, revistas y corazones. Y ahora nosotros, orgullosísimos del chaval, venga con o sin apellido, oiga.
Cráneo Rojo fue, creo recordar, el primer videoclip superproducido que apareció, y puede que igual haya pasado más de un año desde que vio la luz pero, qué más da, esta es la canción que se ha ofrecido voluntaria para romper el hielo, y lo rompe y lo parte en pedacitos.



19. Pasajero - Borro mi nombre

Mezcla piezas sueltas de aquella banda llamada Zoo, de Nudozurdo, de La Casa del Árbol y Gizmo y te encontrarás con este Pasajero, que desde luego no parece tener billete con destino definido. Dale a la batería y ponle un estribillo pegajoso y tendrás un hueco en esta lista hacia ninguna parte. Así de fácil.


18. Solletico - Trovadores

¿Hace un paseíto polk (folk + pop) por la Edad Media y la historia de los trovadores? Hace.


17. La Débil - Sángrala

Un poquito de insistente oscuridad nunca viene mal. Y como ellos mismos dicen, aquí va una ráfaga disparada con ese arma que atenta contra el sentido común, lluvia de pilas directa al sistema nervioso.


16. Los Punsetes - Tráfico de órganos de Iglesia

De ella, ya lo dijo todo nuestro compañero y profesor Luisru León. Para mí, lo mejorcito del disco, que no discazo, ojo.

15. Julián Maeso - A hurricane is coming

Sopla el viento y comienza una canción que acabará en una tormenta de las que no recuerdan ni los viejos del lugar. Si no, al tiempo.


14. Los Deltonos - El blues de M

Pues sí, yo tampoco hubiera apostado nunca porque los Deltonos aparecieran en el temario de nuestras clases, pero siempre ha habido clases y clases y canciones y temazos, y para mí, y con la que está cayendo ahí fuera, este es uno de los que cierra el año.


13. La Habitación Roja - Ayer

Curiosamente ayer hacían las mismas canciones que hoy, pero yo me dejo arrastrar por el encanto de lo conocido y cotidiano, y por la suavidad de mantita con la que a veces arropa la nostalgia: me acurruco y me dejo llevar.


12. Triángulo de Amor Bizarro - Sus hijas entonaban tus cánticos inflamados

Vaya bicicleta que se han marcado los Triángulo este año. Para ser sincera, lo mismo me daba quedarme con una u otra rueda: al final he lanzado una moneda y a cara o cruz; ha salido cruz y ale, a entonar estos cánticos. Inflamados, todos.

  • Sus hijas entonaban... es la cara B de Ellas se burlaron de mi magia / Sus hijas entonaban tus cánticos inflamados (2012).
  • En la oficialidad: al Facebook que vas.

11. Rayden (con Sharif y Fyahbwoy) - Mi primera palabra

Rap del corazón. Venga, va. Pero mirad qué pedazo de colabo se han marcado estos tres. Y si la única manera de que Sharif aparezca en mi lista es haciendo una declaración de amor incondicional a todas las madres y especialmente a las suyas propias y con un vídeo que encima de tierno, es cuco, uffff... pues venga, también. Con todo, me lo quedo. Por lo menos, no lleva niños cantores.


10. Espanto - Rock´n Roll

Espanto, ya lo vaticinamos, llegará lejos. Esta es una buena (y apasionante) prueba de ello (y no, no soporto las bromitas al respecto).



9. Doctor Deseo - ¡Cuánto frío hace en Saturno!

Cada vez que escucho esta canción, creo firmemente que terminaremos bailando, brindando en algún bar. Y eso, que parece poco, a veces puede ser suficiente.


8. Izal - Prueba y Error 

"Ha vuelto a pasar, volverá a ocurrir", eso que llaman amor a primera escucha. Y es que Mikel Izal me mantuvo enamoriscada a un tiempo, el suficiente como para abrirse hueco en esta lista y en mi cajón de Canciones que empiezan mejor que su propio estribillo. Me gustan los cambios.


7. Grupo de Expertos Solynieve - Dime

Y para mí que estos señores no son santos de mi devoción y me descubro haciéndoles un hueco. Y por qué será si no por Mr. Sachs que en estos asuntos sí que tiene más razón que un santo (y a qué tanta santería y santurronería, me pregunto yo: J, ilumínanos) y de tanto insistir, pues al final una se encuentra tarareando canciones como esta, mi favorita de su último disco (y acaso pensando si era de Los Chichos). Dentro, vídeo.



6. Pájaro - Las Criaturas II
Este temazo se lo voy a dedicar, con arrimo, sin arrimo y con permiso de Andrés Herrera Ruiz,  a los aprendices de filólogos hispanos que le hayan cogido cariño a San Juan de la Cruz, como yo, mismamente.



5. Los Evangelistas - Yo, poeta decadente (Fantasías del Cante Jondo - Tercer movimiento - Zambra)

Yo, indie decadente, española del siglo XX, me emociono escuchando este homenaje a Morente. Y creo. sinceramente, que vosotros deberíais hacer lo mismo.



4. La Bien Querida - Arenas Movedizas
Con una descripción tan acertada, lo difícil era no salir corriendo antes de darle al play. Lo hice y ahora no hay día que no lo haga. Se ha vuelto el himno de mi oficina a pesar de que aquí el personal sigue convencido de que se trata de Tamara, la buena... ¿o era la mala?


3. Cristina Lliso - Hola amor

Yo de Arponera tengo bien poco que decir pero de la vuelta a las andadas de Cristina Lliso y especialmente de este Hola Amor podría sacarme unos cuantos párrafos. No quiero aburrir a nadie, seré breve: creo que es la Canción más Bonita del año, bonita de verdad.


2. Los Chikos del Maíz - Cultura y Compromiso

Dos cosas muy necesarias en este país de panderetas y chorizos son la cultura, por supuesto, y no sé si el compromiso o los bidones de gasolina. El caso, un poco de politiqueo de raperos culturetas (los sufijos van sin acritud) que a mí, en este 2012, se me han metido en los huesos. Temazo al canto, al bombo y a la caja. Porque la Revolución es grande...


1. McEnroe - La cara noroeste

Todas las tartas que se precien tienen una guinda, los martinis una olivita, y las listas, un número uno. Y sin duda este es el mío, y si fuese de discos, también se lo daba, porque lo difícil de McEnroe es tener que quedarse con una sola canción: para mí, imposible.