25/8/11

Midnight Magic - Beam me up

Para un aspirante a indie español es posible asistir a un concierto de una banda retro-discotequera galáctica americana en Copenhague. Cosas de la globalización. O ganas de bailar, simplemente. Eso sí, los indies daneses son como los del resto del mundo: solo mueven el esqueleto si están atiborrados de drogas. Si no, se limitan a mover discretamente los pies y la cabeza al ritmo de la música.

El caso. Durante mis vacaciones escandinavas, por azar descubrí a Midnight Magic, un grupo neoyorkino formado por músicos que han tocado en los directos de Hercules & Love Affair y una cantante superlativa, Tiffany Roth, que facturan un funk-pop retro, deudor de la época de de los pantalones de campana y las bolas de espejos.


Su jitazo, ‘Bean me up’,y, sobre todo, la remezcla de Jacques Renault es un himno a la época en la que la gente iba a los garitos a bailar. Si la canción pudiese viajar por el túnel del tiempo y aparecer a mediados de los 70, arrasaría en las listas de éxitos. En estos días, quedara como un sano ejemplo de revisionismo de una época más ingenua en la que los jóvenes sólo necesitaban un ritmo machacón y un estribillo pegadizo para ser felices un sábado por la noche.