17/2/09

Los girasoles ciegos, los curas son malos y los rojos leen mucho

El cine patrio es una pesada carga para todos nosotros, españolitos que pagan sus impuestos:

Maribel, bájate, ¿no ves que el pobre Martín no puede contigo? Que vas a baldar al pobre muchacho. Por cierto, ¿qué opinará Manuel Rivas de que su hijo se haya metido a actor y, sobre todo, de que sea tan rematadamente malo? El caso. ¿De qué quería hablar yo? Ah, sí. De 'Los Girasoles ciegos', la película.

El director, José Luis Cuerda, se ha quejado públicamente de que el cine español se ve perjudicado por las descargas ilegales de internet. Pero, hombre, habiendo series americanas a patadas, quién en su sano juicio se va a descargar tus películas. Bueno, a lo mejor 'Amanece que no es poco'...

'Los Girasoles ciegos' va de unos franquistas muy malos y unos comunistas muy buenos. Después de una serie de peripecias bastante predecibles y tópicas que incluyen a Maribel Verdú besando a un diácono (un insufrible Raúl Arévalo), a un niño repelente (ponga uno siempre en su película si quiere que la manden a por el Oscar) y a Javier Cámara en calzoncillos (¿era necesario?) se llega a dos conclusiones: que los curas son malos y los rojos leen mucho.

A la Conferencia Episcopal no creo que le haya gustado mucho, pero a los Académicos de nuestro país sí, porque Los Girasoles ciegos recibió 15 nominaciones a los premios Goya. Y yo me pregunto, si esto es un trabajo sobresaliente, ¿cómo será el cine español MEDIOCRE? Qué miedo.

2 comentarios:

La Rana Que Quiso Reinar dijo...

¡Qué mierdo, querrás decir!

Arnold Schwarzenegger dijo...

Sobresaliente, como un grano. Usted seguro que ama mis películas. Muchas de ellas, según la crítica, mediocres, es decir, como una piel tersa, la de las tetas de la Verdú.