2/2/10

Goldfrapp - Rocket

Seguimos arrastrando tendencias del año pasado, como la vuelta a los 80. Otros que se apuntan son Goldfrapp, una banda que parece haber perdido definitivamente el norte y va dando bandazos y arrimándose al sol que más calienta. Lo cual no quiere decir que no hagan buenas canciones. Y es que, pese a todo, 'Rocket', con su aire a Van Halen, es un tema de lo más pegadizo.

Los 80 son una apuesta segura. Piensa en una década en la que la radiofórmula era un cajón desastre en el que tenían cabida desde New Order hasta Pat Benatar y, a pesar de la distancia que podía separarlos, había un denominador común e inefable a todos ellos. El pop comercial se modelaba con esos sintetizadores tan reivindicados ahora, con estribillos facilones, con looks horteras, con videoclips sonrojantes, con una alegría e inocencia inusitadas que se perdieron cuando el grunge se apoderó de las mentes juveniles. Goldfrapp quieren creer en esa época luminosa de la música popular, le pese a quien le pese. Aunque saben que, por mucho que se esfuercen, nunca volverá, como afirman en la letra de 'Rocket'. Never coming back.

Y si no, sólo hay que fijarse en los Grammy de este año. Si Beyoncé es el mejor exponente de lo que nos depara el mainstream, mejor apagamos la radio.