14/1/10

Espanto

Ayer aconteció un hecho insólito: aprendí algo viendo la televisión. Resulta que espanto en portugués significa bello o bonito o algo así. Entendéis el concepto. Entonces caí en la cuenta de que los riojanos Espanto debían conocer ese dato, porque el nombre le cuadra del todo a su música. Sus canciones son dulces, de texturas suaves y rebosantes de melodías y letras irónicas pero amables.

¿O las letras, la clave del asunto, son un caramelo envenenado, dulce por fuera, amargo por dentro y mortal al digerirse? Algunos ejemplos:
  • En Odio: si me muero tengo escrito un testamento: nada te dejo.
  • En Tiempo para el rock: cuando estemos muertos ya descansaremos, tumbaditos bajo un árbol y una cruz.
  • En Miedo a las cosas normales: tú tienes miedo a volverte loco, a gastar mucho y a ganar poco.
Un escalofrío te sacude la espina dorsal, por muy acariciadores que sean los arreglos. El caso. Llevo un año escuchando a Espanto casi sin pausa y sus canciones me parecen de lo mejorcito que ha parido el pop español en años.

Se suceden las listas de lo mejor de 2009 y muchos aplauden sandeces como Bad Romance pero nadie se acuerda de A ver si nos vemos. Este país no tiene arreglo y los demás, tampoco. ¿O acaso Lady Gaga en portugués se traduce por Espanto?